Quiénes somos

Uno de los primeros recuerdos que tengo es jugar con mi hermano con los canutos de cartón dónde se enrollan los metros de tela, el cortador nos los guardaba y con un poco de imaginación botones y precinto se convertían en caballos; sería 1990. Crecimos entre máquinas de coser, patrones, perchas y hombreras, mientras mis padres manipulaban telas y ojeaban el COLLEZIONI. Algunos de nuestros clientes y proveedores me siguen recordando de aquella época.

Esa pasión que trasmite una mujer cuando sale del probador y se ve guapa. Esa seguridad, esa alegría, es lo que nos empujó a seguir la tradición, la que nos empuja a crear cada nueva colección, cada detalle, tejido y corte. Por eso confeccionamos en España, porque sólo se puede mimar lo que se tiene cerca.